Congregación Teatral Preciosas Anónimas

Este es el blog del grupo teatral argentino Preciosas Anónimas. Grupo Teatral creado en 1995. Nos dedicamos a realizar y promover actividades artísticas, pedagógicas y de investigación teatral. Somos egresados de los departamentos de artes dramáticas y artes visuales del IUNA.

sábado, abril 02, 2005

La bitácora de un largo fin de semana

Quito, Jueves, 31 de Marzo del 2005
El Comercio.com

La bitácora de un largo fin de semana

Esta bitácora comienza narrando las primeras impresiones del viaje: “No sé qué era mejor, si llegar o no haber salido nunca”. Eso no suena nada bien y, sin embargo, es el comienzo de un largo fin de semana para dos mujeres cuyo único vínculo es la manicura y el género.

Y es que Purita y Mabel, su peluquera, no saben la una de la otra más de lo que se puede indagar en una sesión de uñas, corte y peinado. Pero, el martes, las argentinas Liliana Dozo y Claudia Stigol se encargaron de exponerlas al sol de aquellos días de playa tan lluviosos como tormentosamente cómicos, que se cuentan en su ‘Bitácora de viaje’.

Sobre el escenario, las actrices de la Corporación Teatral Preciosas Anónimas, le dieron cuerpo y voz a los dos extremos del estereotipo: la conservadora Purita, bien entrada en sus 50, pero no lo suficiente como para privarse de un amor de verano; y la desenfadada y ligera Mabel, vestida siempre para escandalizar en una ‘bailanta’.

¿Por qué juntas? “Por el compromiso... -dice Fabián Troncoso, el director-. Vos sabés que eso es lo que a veces une más a la gente, en especial a la que no sabe decir que no”.

Y Purita no le pudo decir no a la invitación de Mabel. Y ¡cómo iba Mabel a compartir con otra los dos viajes de premio del concurso de estilistas que ganó con su peinado fantasía, si la modelo fue Purita!

Y entre puras y menos castas, en un solo cuarto de hotel, con la playa lluviosa detrás de la ventana y una vida nocturna muy, muy agitada... es que las dos mujeres van exponiendo sus personalidades y dejando, con cada gesto y cada declaración, ‘polaroids’ de muchas de su tipo a las que cualquiera sería capaz de reconocer en la calle o en casa...

“El grupo trabaja sobre temas de mujeres. De hecho, inicialmente era un grupo solo de actrices. Pero no quiere decir que el enfoque de las obras sea feminista... En realidad se trata un poco de explorar situaciones de mujeres, de hablar de mujeres y, hasta cierto punto, de un catalizador con humor”, comenta el director.

Suyo fue el ojo fotográfico que marca cada escena y esa estética tan ‘kitsch’ que desde el vestuario llena por completo el escenario montado con lo que entra en una valija.

“La escenografía es muy simple porque somos un grupo itinerante -explica Troncoso- pero, además, son líneas muy estilizadas que contrastan con los llamativos trajes. Lo que usamos es mucha transparencia, tanto en los objetos como en las telas que cuelgan sobre el escenario para hacer juegos de luz”.

‘Bitácora de viaje’ -el último estreno de esta Corporación de producción, docencia e investigación teatral- fue escrita por las propias Dozo y Stigol, y es la prueba que desmiente en escena aquello de que ‘las mujeres no tienen humor’.

1 Comments:

  • At 12:22 a. m., Anonymous Anónimo said…

    Quito, Miércoles 30 de Marzo de 2005

    Tras la mirilla: el teatro para voyeurs

    Grupos del Brasil, Argentina, Perú, México, Venezuela y España se presentan de forma gratuita

    La puerta amarilla del aula de la Facultad de Artes de la UCE, donde ensayaban dos mujeres de la Escola de Teatro de Porto Alegre, Brasil, había quedado accidentalmente entreabierta la tarde del lunes anterior. El grupo, junto a otros (19) de Iberoamérica, se presenta hasta el 5 de abril en el teatro de esa Facultad. Un angosto chorro de luz se regaba débilmente desde el aula hacia el corredor en penumbras.

    (...)

    El corredor negro llega hasta unas gradas pintadas de rojo. En el tercer piso hay otras dos aulas de ensayo separadas por un descanso. A la izquierda se oyen voces bajas, breves murmullos. Ahí se preparan los miembros de la Escuela de iniciación Artística no. 1 del Instituto Nacional de Bellas Artes de México (INBA). Han tenido la precaución de cerrar bien su puerta amarilla. Pero el uso y el tiempo han abierto una hendija providencial. Un hombre joven, de incipiente barba y ataviado de correcto negro, arenga con gesto grandilocuente a la sombra que parece corresponder a una mujer. Su voz responde desesperada. El diálogo circunda sobre honorarios, herencias y problemas de propiedad.

    La puerta amarilla del otro lado también está cautamente cerrada, pero, desde el último piso, la escena puede verse. Allí están las dos mujeres y el hombre que forman el grupo Congregación de preciosas anónimas, de Buenos Aires. La una es joven y usa ropa deportiva; la otra, ya entrada en años, lleva una falda de casimir sobre unos jeans doblados en las bastas y usa una peluca incómoda que le causa comezón. Él, Fabián Troncoso, el director del grupo, mira a las actrices desde su pupitre en una esquina.

    Las dos mujeres discuten airadas sobre la responsabilidad que cabe tener frente a la vida. La más joven quiere escapar, quiere "tirar la toalla" para irse a veranear. La otra la acusa sin ganas, como por obligación, con alguna idea en la que ya no cree más. Por fin, la joven se zafa de la norma y sale. El aparato de radio, manipulado por el director, vomita una melodía árida y melancólica. Mientras, la señora no soporta más la peluca y se la saca. Troncoso, entre escéptico y divertido, le dice: "No importa, continúa".

    (...)

    http://www.hoy.com.ec/NoticiaNue.asp?row_id=201290

     

Publicar un comentario

<< Home